b-resol y el pequeño Pony

Gracias al empeño y buen hacer de Elisenda de la Sala Flyhard, con motivo del Día internacional contra el bullying, se están llevando a cabo representaciones de la obra de teatro de Paco Becerra «El pequeño Pony» al termino de las cuales se lleva a cabo una mesa redonda donde se habla de la problemática del acoso escolar.

En concreto, el día 2 de mayo, se llevó a cabo la presentación del proyecto:

y el sábado 8 de mayo la primera sesión en La Sala Villarroel:

Felicitamos también al Colegio Oficial de Psicólogos de Catalunya, COPC, su involucración en la iniciativa.

Os invitamos a asistir a las próximas sesiones, para las que disponéis de una PROMO.

¡Seleccionados por UNICEF Lab!

b-resol ha sido selecionado por UNICEF Lab como uno de los 10 proyectos más innovadores con foco en la infancia y la juventud.

Gracias a ello, empezamos un periodo de aceleración con mentores de elevadísimo nivel hasta final de junio 2021.

Más de 220 proyectos se presentaron a esta iniciativa conjunta de UNICEF España y ISDI Accelerator.

Desde los rumores hasta el acoso sexual … ¡hay que proteger a los adolescentes!

Este es el quinto artículo de una serie en la que comentaré algunos resultados específicos del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo, publicado en septiembre de 2020, con datos obtenidos entre mayo y junio de dicho año, por tanto, del curso 2019-20 y ya en una situación de pandemia y elevado confinamiento en los últimos meses. Al final del artículo se dan más detalles del origen de las respuestas: una muestra de 4.614 adolescentes, distribuidos entre 34 centros educativos, de España y Andorra, en los que se dispone de b-resol.

En este ocasión me voy a referir a las cifras de los diferentes tipos de conflictos y violencias que se producen en los centros educativos.

Como ya detallé en artículos anteriores, de acuerdo con los resultados de la encuesta, el 3,5% de los alumnos encuestados cree que sufrió bullying durante ese curso escolar.

Por lo que respecta a ciberbullying, el 1,1% de los alumnos cree que fue víctima del mismo durante este periodo.

Sin cifras bajas, muy bajas con respecto a las que se obtienen en las encuestas generalistas y dan resultados entre el 10% y el 25%, lo que sin duda pone de manifiesto que en estos 34 centros se lleva a cabo una muy buena política de convivencia, dentro de la cual b-resol es una pieza importante.

Pero en los centros no solo se produce acoso y ciberacoso. Existen múltiples tipos de conflictos y situaciones de violencia sobre las que también preguntamos a los 4.614 alumnos y el resultado lo describimos a continuación.

Los rumores (27,4%) lideran el ranking, seguidos de los insultos (25,3%). Uno de cada cuatro alumnos los ha padecido.

Los motes (18,1%) no quedan muy lejos y han afectado directamente casi a uno de cada cinco alumnos.

Como vemos, son situaciones con porcentajes de afectación muy elevados. En todo caso, nos sorprendió que los rumores volviesen a liderar, como ya había sucedido el año anterior. La importancia del colectivo en la adolescencia, de sentirse parte de él, de reforzar el yo.

Ni que decir tiene que es muy importante impedir que estas situaciones se repitan en el tiempo y acaben convirtiéndose en casos de acoso o ciberacoso. b-resol es una herramienta excelente para ello al permitir a víctimas u observadores alertar a un docente de confianza cuanto antes.

La violencia física (5,4%) ocupa un estadio inferior. Uno de cada veinte. Hace unos cuantos años, probablemente este porcentaje habría sido sensiblemente superior. Pero en la sociedad española actual hemos de considerar a las “peleas de patio” como una realidad cada vez más residual, que hemos de hacer lo posible para reducir a cero.

Con porcentajes muy similares, encontramos a discriminación racial (2,8%)discriminación por disminución física (2,8%)violencia de género (2,4%) y discriminación por orientación sexual (2,1%). Pueden parecer porcentajes pequeños, pero están ahí y afectan en promedio por encima de un alumno de cada dos clases. No es ninguna trivialidad, es una realidad grave.

Y finalmente, obtenemos acoso sexual (1%). De nuevo, parece poco, pero, de promedio, implica al menos un caso por centro. Visto así ya es distinto. Sin lugar a duda, reforzar la prevención, capacidad de detección y protocolos de atención rápida y eficiente en los casos de acoso escolar son acciones necesarias a corto en nuestro panorama educativo. También aquí, b-resol es una excelente ayuda para detectar cuanto antes problemáticas de este tipo.

En todo caso, aprovecho para hacer un matiz. En la encuesta preguntamos sobre acoso sexual, no sobre abuso sexual. De manera muy simplificada, el acoso sexual es un hostigamiento verbal, no verbal o por escrito (o medios digitales). El abuso sexual es ya un abuso de poder donde se trata de acceder, o se accede, al cuerpo de otra persona sin consentimiento y sin violencia física.

Querría aquí dejar constancia de dos entidades que llevan a cabo una muy encomiable labor en la ayuda a víctimas de abusos sexuales:

–         La Unidad Funcional de Abusos a Menores (UFAM) del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

–         La Fundación Vicki Bernadet, que además lleva a cabo una magnífica labor de sensibilización.

Finalmente, publico este artículo a los pocos días de que el Congreso de los Diputados haya aprobado por una amplia mayoría la Ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. Excelente noticia. Hace unos meses ya hice pública mi opinión en un vídeo que podéis encontrar en YouTube.

 Si deseas más información, no lo dudes, contáctanos.

 Un saludo,

Josep Figols Marín

Socio cofundador y CEO de BCN RESOL.

Este artículo fue publicado inicialmente en LinkedIn.

Ficha técnica del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo.

Los resultados se obtuvieron a partir de las respuestas de 4.614 adolescentes, 4.059 en España y 555 en Andorra.

Los centros educativos participantes fueron 34, todos implementan b-resol. De ellos, 29 en España (15 centros privados concertados y 14 institutos públicos) y 5 en Andorra (2 públicos del Sistema Andorrano y 3 Congregacionales del Sistema Español).

Más del 85% de los estudiantes pertenecen a la Educación Secundaria Obligatoria ESO o a la “Segona Ensenyança” andorrana.

Alerta con las cifras de anorexia y bulimia en los centros educativos

Este es el cuarto artículo de una serie en la que comentaré algunos resultados específicos del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo, publicado en septiembre de 2020, con datos obtenidos entre mayo y junio de dicho año, por tanto, del curso 2019-20 y ya en una situación de pandemia y elevado confinamiento en los últimos meses. Al final del artículo se dan más detalles del origen de las respuestas: una muestra de 4.614 adolescentes, distribuidos entre 34 centros educativos, de España y Andorra, en los que se dispone de b-resol.

En este ocasión me voy a referir a las cifras de los TCA (Trastornos de conducta alimentaria), como la anorexia y la bulimia.

Ya nos sorprendió en los resultados del primer barómetro en al año 2019, pero en este segundo se mantiene la tendencia: un 6,2% de los alumnos entrevistados afirman haber sufrido episodios de anorexia, bulimia u otro tipo de TCA (no identificado…) durante el último curso.

Este porcentaje viene casi a doblar la cifra de alumnos que afirman haber sufrido acoso escolar en los mismos centros.

Dos cifras también relevantes que aporta el barómetro son que el 83,9% son chicas, y un factor de alerta como es el poco conocimiento que afirman tener sobre estas enfermedades: sólo un 61% afirma saber lo que es un TCA y un 20% dice no saberlo en absoluto. Además, es un tema que solo preocupa a la mitad de los estudiantes de ESO y Bachillerato.

¿Conclusiones? Hay que actuar más y mejor. Divulgar más. Prevenir más. Detectar cuanto antes. Y ofrecer atención médica especializada y multidisciplinar.

Los TCA son trastornos psicológicos graves y la sociedad actual favorece un entorno que lejos de reducirlos, fomenta las causas desencadenantes.

Es labor de todos, y por ello queremos de nuevo mencionar a dos magníficas entidades con quienes tenemos el placer de colaborar:

–         ACAB, Asociación contra la Anorexia y la Bulimia, https://www.acab.org/es/

–         FITA, Fundación FITA, https://fitafundacion.org/

 De hecho, durante la presente situación de afectación del COVID,  Fundación FITA y b-resol han unido esfuerzos para ofrecer orientación y asesoramiento psicológico puntual, de manera totalmente gratuita e innovadora, vía la app, con el código FITA. Va dirigido a adolescentes, jóvenes, familias, profesionales de la educación y la acción social que debido a la situación actual requieran una orientación o apoyo puntual y no puedan dirigirse a servicios presenciales.

Para acabar, vuelvo a felicitar a los centros, clubs deportivos, organizaciones y administraciones que proporcionan la solución b-resol a los adolescentes, y que de hecho fueron ellos los que ya en el año 2018 nos compartieron que b-resol les ayudaba más allá de los casos de bullying y ciberacoso, y recibían los primeros clicks de petición de ayuda, sobre todo a través de observadoras, de potenciales casos de TCA (una niña que tiraba el bocadillo y hacía días que no comía, otra que cada vez estaba más delgada y su relación con las compañeras iba empeorando, …). b-resol les ha ayudado.

Si deseas unirte a ellos a estos centros, no lo dudes, contáctanos.

 Un saludo,

Josep Figols Marín

Socio cofundador y CEO de BCN RESOL.

Este artículo fue publicado inicialmente en LinkedIn.

Ficha técnica del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo.

Los resultados se obtuvieron a partir de las respuestas de 4.614 adolescentes, 4.059 en España y 555 en Andorra.

Los centros educativos participantes fueron 34, todos implementan b-resol. De ellos, 29 en España (15 centros privados concertados y 14 institutos públicos) y 5 en Andorra (2 públicos del Sistema Andorrano y 3 Congregacionales del Sistema Español).

Más del 85% de los estudiantes pertenecen a la Educación Secundaria Obligatoria ESO o a la “Segona Ensenyança” andorrana.

El bullying es una realidad ante la que no se puede bajar la mirada

Este es el tercer artículo de una serie en la que comentaré algunos resultados específicos del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo publicado en septiembre de 2020, con datos obtenidos entre mayo y junio de dicho año, por tanto, del curso 2019-20 y ya en una situación de pandemia y elevado confinamiento en los últimos meses. Al final del artículo se dan más detalles del origen de las respuestas: una muestra de 4.614 adolescentes, distribuidos entre 34 centros educativos, de España y Andorra, en los que se dispone de b-resol.

En este ocasión me voy a referir a las cifras de acoso escolar o bullying.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, en los centros españoles, el 3,5% de los alumnos encuestados cree que sufrió bullying durante ese curso escolar. En Andorra, la cifra se reduce al 2,5%.

Ante estos datos, me permito hacer tres comentarios:

·      Son datos que nada tienen que ver con los que apuntan otros estudios genéricos, lo que viene a demostrar que las políticas activas en la lucha contra el bullying que están llevando a cabo los centros que trabajan con b-resol son realmente efectivas: en particular, demuestran que la implantación de canales de denuncias anónimos y digitales como b-resol es un elemento disuasorio de la agresión, sea física, social o psicológica. De hecho, en un total de 4 centros, ningún alumno consideró haber sufrido acosos escolar el último curso. ¡Bravo!

·      Aquí si que encontramos un elemento diferenciador entre la encuesta española y andorrana. De manera global, los casos de acoso se vieron reducidos en un 30% en el país pirenaico. Nos consta el buen trabajo realizado con el Ministerio de Educación y la implicación de los centros, sea cual sea su sistema educativo.

·      Son cifran que podemos considerar positivas, pero nuestro objetivo es conseguir el 0% en todos los centros, y no nos detendremos en nuestro empeño hasta conseguirlo.

Ahora bien, cuando la pregunta no se centra el último curso, sino en toda la vida escolar anterior, la respuesta que obtenemos es que, en los centros españoles, el 15,8% de los alumnos encuestados cree que sufrió bullying en algún momento. En Andorra, la cifra es del al 21,8%.

Datos muy interesantes. Grosso modo, indican que uno de cada 6 o uno de cada 5 niños y niñas han sufrido esta lacra en su infancia. Aquí sí que son porcentajes que se acercan, aunque siguen siendo inferiores, a los de estudios genéricos. Es decir, que “la realidad del acoso” es una constante. Aún cobra mayor relevancia el descenso conseguido en Andorra.

Hay que ser conscientes de estos valores y, por tanto, de la importante labor realizada en los centros para conseguir las cifras del último año con las que he empezado el artículo.

Continuemos juntos trabajando en prevención, detección y actuación. Los frutos los obtendremos con una mejor sociedad en el futuro.

Vivimos un momento especialmente difícil con la COVID-19, pero ello no nos ha de ocultar esta otra realidad.

Por tanto, vuelvo a felicitar a los centros, clubs deportivos, organizaciones y administraciones que proporcionan la solución b-resol a los adolescentes.

Si deseas unirte a ellos, no lo dudes, contáctanos.

Un saludo,

Josep Figols Marín

Socio cofundador y CEO de BCN RESOL.

Este artículo fue publicado inicialmente en LinkedIn.

Ficha técnica del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo.

Los resultados se obtuvieron a partir de las respuestas de 4.614 adolescentes, 4.059 en España y 555 en Andorra.

Los centros educativos participantes fueron 34, todos implementan b-resol. De ellos, 29 en España (15 centros privados concertados y 14 institutos públicos) y 5 en Andorra (2 públicos del Sistema Andorrano y 3 Congregacionales del Sistema Español).

Más del 85% de los estudiantes pertenecen a la Educación Secundaria Obligatoria ESO o a la “Segona Ensenyança” andorrana.

Activar a los observadores se debe y se puede hacer para reducir los casos de bullying

Este es el segundo artículo de una serie en la que comentaré algunos resultados específicos del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo publicado en septiembre de 2020, con datos obtenidos entre mayo y junio de dicho año, por tanto, del curso 2019-20 y ya en una situación de pandemia y elevado confinamiento en los últimos meses. Al final del artículo se dan más detalles del origen de las respuestas: una muestra de 4.614 adolescentes, distribuidos entre 34 centros educativos, de España y Andorra, en los que se dispone de b-resol.

En este caso me voy a centrar en la figura del observador o espectador.

Se trata de un rol intrínseco al acoso escolar, juntamente con el de acosador o acosadores y el de víctima, como estableció de manera diáfana Dan Olweus en su ya clásico círculo del bullying.

Son “el público” de toda acción sistemática de acoso.

Y aunque los acosadores son especialistas en esconder sus acciones de la vista de los adultos, sí que necesitan imperiosamente visibilidad entre los suyos. Sin este público, el acoso pierde sentido para el acosador.

Y, efectivamente, los resultados del barómetro b-resol así los reflejan:

“Por cada víctima de acoso escolar, ha habido un promedio de 7 testigos”.

Adicionalmente, el barómetro -resol también nos indica que:

“Casi la mitad de los alumnos han sido testigos de algún caso de bullying a lo largo de su educación”.

Comprobamos pues la realidad de este rol en nuestros centros educativos.

Desde nuestro punto de vista está claro pues que “activar” a estos observadores, especialmente a los supuestamente neutrales y a los que les disgusta la situación, pero que demasiado a menudo (por temor, por desconfianza, por miedo, por el qué dirán…) no ayudan a la víctima, es un paso de la mayor importancia para la reducción de los casos de bullying.

Y es en este punto donde mencionamos un punto, no del barómetro, pero si de las estadísticas del uso de b-resol, que nos indica que, ya con una base de más de 4.000 alertas realizadas en centros educativos:

“El 80% de los clicks de alerta de b-resol los realizan los compañeros de la víctima”.

Se consigue que alerten, que pidan ayuda para su compañero y, sobre todo, en fases iniciales con lo que muchas veces no se llega a producir un caso de bullying estrictamente.

¡Es posible activar a los observadores!

¡Es posible reducir los casos de acoso escolar!

¿Cómo?

Nuestra conclusión es que la app de b-resol les aporta a los observadores un elemento de confianza y seguridad, que incluye el anonimato si lo desean, para alertar a sus docentes de confianza desde cualquier lugar, en cualquier momento, a cualquier hora.

Y b-resol se usa en centros que trabajan activa y modélicamente en aras de la Convivencia. Con programas de prevención y formación, preparados para actuar cuando sea necesario.

Quiero aprovechar para poner de manifiesto la importancia de todos los proyectos que refuercen este paso delante de los observadores. Por ello felicito la nueva campaña de la ACB con Iñaki Zubizarreta, grande en todos los sentidos, que sin duda tendrá repercusión muy positiva en esta deseada activación.

No quiero finalizar sin volver a felicitar a los centros, clubs deportivos, organizaciones y administraciones que proporcionan la solución b-resol a los adolescentes. Una mejor sociedad en el futuro se construye desde el ahora y tomando decisiones.

Si deseas unirte a ellos, no lo dudes, contáctanos.

 Un saludo,

Josep Figols Marín

Socio cofundador y CEO de BCN RESOL.

Este artículo fue publicado inicialmente en LinkedIn.

Ficha técnica del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo.

Los resultados se obtuvieron a partir de las respuestas de 4.614 adolescentes, 4.059 en España y 555 en Andorra.

Los centros educativos participantes fueron 34, todos implementan b-resol. De ellos, 29 en España (15 centros privados concertados y 14 institutos públicos) y 5 en Andorra (2 públicos del Sistema Andorrano y 3 Congregacionales del Sistema Español).

Más del 85% de los estudiantes pertenecen a la Educación Secundaria Obligatoria ESO o a la “Segona Ensenyança” andorrana.

El ciberacoso se debe y se puede reducir

Este artículo es el primero de una serie en la que comentaré algunos resultados específicos del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo publicado en septiembre de 2020, con datos obtenidos entre mayo y junio de dicho año, por tanto, del curso 2019-20 y ya en una situación de pandemia y elevado confinamiento en los últimos meses. Al final del artículo se dan más detalles del origen de las respuestas: una muestra de 4.614 adolescentes, distribuidos entre 34 centros educativos, de España y Andorra, en los que se dispone de b-resol.

Empiezo con uno de los datos, a mi parecer, más relevantes, sobre todo por el contraste que representa con otros publicados por otros estudios al respecto:

“El 1,1% de los alumnos encuestados cree que sufrió ciberacoso, ciberbullying, durante ese curso escolar”.

Quizás debería decir: “Solo el 1,1% de los alumnos encuestados cree que sufrió ciberacoso, ciberbullying, durante ese curso escolar”.

Además, el mismo porcentaje del 1,1% se mantiene para cada país, si separamos los datos de España (29 centros) y Andorra (5 centros).

Cierto es que nuestro objetivo es conseguir el 0%, y no cejaremos en nuestro empeño hasta conseguirlo. 

¡Pero es que ya hay centros que lo han logrado: 0 casos de ciberbullying a lo largo del curso escolar 2019-20!”. Concretamente, en 10 de los 34 centros, casi una tercera parte de los mismos, ningún adolescente tuvo la percepción de sufrir ciberbullying.

¡Es posible conseguirlo!

¿Cómo?

Nuestra conclusión es que son centros que trabajan activa y modélicamente en aras de la Convivencia. Con programas de prevención y formación, preparados para actuar cuándo sea necesario, con involucración tanto del personal docente como de las familias. Y que incluyen a b-resol como elemento esencial para que, sobre todo, los adolescentes observadores puedan alertar de cualquier situación de ciberacoso, cuanto antes mejor.

No hay texto alternativo para esta imagen

En el mismo barómetro, se indica que alrededor del 95% de los adolescentes están muy o bastante preocupados por el ciberacoso. Buena señal. No hay que bajar la guardia y aún menos en las circunstancias actuales que favorecen el acceso de los adolescentes a las redes sociales.

Y una última buena noticia. En el barómetro b-resol del año anterior, la cifra obtenida ya era baja, del 1,3%. Estamos muy contentos pues de que aún se haya mejorado y en un contexto claramente contrario a que así sea, con mayor exposición de los adolescentes a las redes.

No quiero finalizar sin volver a felicitar a los centros, clubs deportivos, organizaciones y administraciones que proporcionan la solución b-resol a los adolescentes. Una mejor sociedad en el futuro se construye desde el ahora y tomando decisiones.

Si deseas unirte a ellos, no lo dudes, contáctanos.

 Un saludo,

Josep Figols Marín

Socio cofundador y CEO de BCN RESOL 

Este artículo fue publicado inicialmente en LinkedIn.

Ficha técnica del 2º Barómetro b-resol de conflictos en el ámbito educativo.

Los resultados se obtuvieron a partir de las respuestas de 4.614 adolescentes, 4.059 en España y 555 en Andorra.

Los centros educativos participantes fueron 34, todos implementan b-resol. De ellos, 29 en España (15 centros privados concertados y 14 institutos públicos) y 5 en Andorra (2 públicos del Sistema Andorrano y 3 Congregacionales del Sistema Español).

Más del 85% de los estudiantes pertenecen a la Educación Secundaria Obligatoria ESO o a la “Segona Ensenyança” andorrana.

b-resol detecta 3 casos de acoso escola en Andorra este curso

Las denunciantes son alumnas que han sufrido agresiones verbales, físicas y ciberacoso

Este 11 de enero de 2021, b-resol ha ocupado la portada del diario «El Periòdic» en Andorra.

No estamos únicamente contentos con que gracias a b-resol se hayan detectado casos de acoso escolar y de ciberacoso, sino la gran mayoría de alertas han sido de conflictos en fase inicial, facilitándose así la resolución.

Felicitaciones al Govern d’Andorra y a los docentes de los Centros educativos de los sistemas andorrano y español que lo implementan.